Desde que en 1982 Remar iniciara su actividad centrándose principalmente en las acciones en favor de personas adictas a sustancias estupefacientes, esta ONG ha ido ampliando su campo de acción hasta convertirse en una de las principales ONG españolas dedicadas a la cooperación internacional.

Remar tiene presencia actualmente en 58 países. En todos ellos, identifican espacios de intervención donde, junto con las comunidades, trabajan a largo plazo en proyectos que duran de diez a quince años, tratando de atajar las causas estructurales de la pobreza y apoyando el fortalecimiento de los vínculos y la solidaridad comunitaria. Asimismo, en las zonas en las que trabajan realizan labores de asistencia técnica y económica en situaciones de emergencia, motivadas por una catástrofe natural, un conflicto bélico o cualquier otro desastre humanitario que tengan que afrontar las poblaciones.

El ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha querido colaborar con Remar a través de la firma de un convenio de colaboración en cuya rúbrica, además del alcalde de la localidad, el socialista Vicente Arques, estuvieron presentes las ediles de relaciones con los colectivos, Marisa Cortés y sanidad, Dolores Albero. Este acuerdo tiene una dotación presupuestaria de 2.000 euros.