Desde la concejalía de patrimonio cultural del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Rocío Guijarro ha valorado el gesto de su propietaria, conocida por los lugareños como doña Conchín, de donar todos los objetos que aún se conservaban en la vivienda: muebles antiguos, ropa, menaje de hogar, documentos y una serie de artículos “que nos ayudarán a comprender mejor las costumbres y usos de la época en nuestro municipio durante los últimos años del siglo XIX”. La concejal agradece la generosidad de esta donación “que contribuye al enriquecimiento cultural de l’Alfàs del Pi y a aumentar el conocimiento de la historia del pueblo”.

La casa era propiedad de Francisco Devesa Devesa, padre de Concha Devesa (doña Conchín), quien a su vez la heredó de su madre Ángela Devesa Soler. Fueron los bisabuelos de doña Conchín quienes construyeron el primer Hostal de l’Alfàs del Pi a finales del siglo XIX. Sin embargo cuando los padres de Concha Devesa, actual propietaria se casan en 1932, el hostal ya no funcionaba. Acondicionaron la primera planta de la vivienda y años más tarde, en 1952 compraron los terrenos aledaños a la familia Soler Mayor de Polop donde habilitaron el huerto.

Hoy ha comenzado la demolición de la vieja casa lo que supondrá una variación importante en la escena urbana, ganando los ciudadanos una zona de esparcimiento y ocio. Pero esa será otra historia que saltará a la vista en cuestión de semanas. Y para evitar precisamente que desaparezca del todo el edificio, la concejal de patrimonio Rocío Guijarro aprovecha para recordar que se está trabajando en la creación de un fondo documental histórico de la localidad. Un proyecto ambicioso donde tienen cabida todo tipo de artículos y objetos pero donde fundamentalmente se han entregado por los vecinos hasta la fecha fotos, documentos y alguna grabación. “De momento el proceso es más lento de lo que nos gustaría pero tenemos que destacar y agradecer la respuesta desprendida y la valiosa colaboración de muchos alfasinos dispuestos a impedir que desaparezcan sus recuerdos olvidados en un cajón”. La concejal de patrimonio en el Ayuntamiento de l’Alfàs, Rocío Guijarro, anima a los vecinos “a depositar su confianza en nosotros y contribuir a hacer entre todos un Archivo Documental de peso”.Las imágenes se recogen de manera personal, sólo hay que acercarse a la Casa de Cultura y comunicar la intención de cesión. Se pone en marcha un proceso minucioso. Además las imágenes se digitalizan y posteriormente se devuelven a sus propietarios junto a una copia en CD.

<