Esta mañana dominical se ha estrenado la primera ruta medioambiental para jóvenes de la comarca en l’Alfàs, con una visita guiada al Faro de l’Albir, en el Parque Natural Serra Gelada. Se trata de la primera caminata cultural y medioambiental promovida conjuntamente por las concejalías de Juventud de l’Alfàs, Altea y Polop, con el objetivo de divulgar el patrimonio natural, cultural, en definitiva la historia y raíces de las tres localidades, especialmente entre el público más joven.

El alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, se ha sumado al recorrido junto a las concejalas de Juventud de l’Alfàs, Altea y Polop, Laura Sevilla, Marta Lloret y M.ª Amparo Aznar, destacando que se cumplen 15 años desde que se declarase paraje natural todo este entorno, de ahí que l’Alfàs proclame 2020 el Año del Parque Natural Serra Gelada.

Richard Barreno, técnico municipal de l’Alfàs, ha sido el encargado de explicar minutos antes de iniciar el itinerario, los elementos diferenciadores de este enclave paradisíaco, donde se pueden descubrir dunas fósiles formadas hace más de 100.000 años, habitan peces y aves marinas únicas en torno a una de las rutas más transitadas de toda la Comunidad Valenciana. Responsable de explicar los numerosos e importantes valores medioambientales que posee y han supuesto su protección como espacio natural hace ahora quince años. Una ruta que culmina en el Cifa, Centro de Interpretación del Faro de l’Albir, que tras su reconversión en Faro Cultural, el único faro de similares características en la Comunidad Valenciana, es uno de los principales reclamos turísticos de la marca promocional ‘Welcome l’Alfàs’. Una ruta donde se encuentran las minas de ocre que, situadas en una pequeña cala, todavía conservan algunos restos de su explotación durante el siglo XIX, el aljibe, y la Torre Bombarda, una torre vigía que durante el siglo XVI se empleó como punto de vigilancia de la costa. También se ha de tener en cuenta el patrimonio inmaterial relacionado con este paisaje cultural, las tradiciones, los cuentos y leyendas que los más mayores de l’Alfàs del Pi todavía guardan en su memoria.

La actividad ha sido totalmente gratuita, se enmarca dentro del proyecto ‘Easy Towns II’, financiado por la Unión Europea a través del programa ‘Europe for Citizens’, en el que participan una docena de ciudades europeas y que tiene a l’Alfàs del Pi como único representante español. La temática gira en torno a la juventud, la diversidad, la integración y el patrimonio cultural, histórico y natural.

ca