El Ayuntamiento de l’Alfàs presenta su Plan Estratégico de Turismo para el próximo año ante el sector empresarial y hostelero del municipio. Un protocolo de intenciones que busca poner en valor la riqueza natural y medio ambiental del municipio, coincidiendo con la celebración del décimo quinto aniversario del parque natural.

L’Alfàs es el único municipio de la comarca de la Marina Baixa reconocido por la Fundación Europea de Educación Ambiental con los tres distintivos que son símbolo de calidad, buena gestión ye excelencia: Bandera Azul, Sendero Azul y Centro Azul, posicionándose entre los destinos turísticos de España más respetuosos con el medio ambiente, su conservación y su difusión

 

El Plan Estratégico de Turismo del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi para el próximo año gira en torno al Parc Natural de la Serra Gelada, que en 2020 celebra su décimo quinto aniversario. El objetivo del equipo de Gobierno es poner en valor la riqueza natural y medio ambiental del municipio para consolidar, con la implicación del sector empresarial, el posicionamiento de l’Alfàs como ciudad con identidad propia, modelo de calidad de vida, un destino respetuoso con el entorno que pone al alcance del visitante una variada oferta de ocio y de experiencias.

Así lo ha destacado esta mañana el concejal de Turismo, Playas y Medio Ambiente, Luis Miguel Morant, durante la presentación del Plan Estratégico de Turismo L’Alfàs 2020 en el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir. “Es una primera toma de contacto con el empresariado del sector turístico para ponernos a su disposición y crear alianzas que nos permitan trabajar juntos en la consolidación de l’Alfàs como destino de calidad”, ha declarado Morant.

La fortaleza del municipio pasa por la fidelidad del cliente nacional y europeo, por la diversidad de productos de alto potencial vinculados a la naturaleza y la cultura, como el Parc Natural de la Serra Gelada, el Faro de l’Albir o la Villa Romana, y la riqueza cultural que confieren eventos como el Festival de Cine o la Mostra de Teatre.

“Hasta ahora nuestras líneas estratégicas se han basado en la cultura y el patrimonio, la salud y el bienestar, el deporte, el medio ambiente, el cine o el enoturismo y para el próximo año nuestra apuesta pasa por potenciar el turismo de naturaleza, con el Parc Natural de la Serra Gelada como máximo exponente”, ha declarado Morant.

L’Alfàs ha logrado este año la distinción de Centro Azul para el Centro de Interpretación Paisajística y Medioambiental (CIPM) Los Carrascos y se convierte en el único municipio de la provincia de Alicante con tres centros galardonados. En total, el municipio ha obtenido cinco galardones: Bandera Azul para la playa de l’Albir, Sendero Azul para el Camino al Faro y Centro Azul para el CEA Carabineros, el Centro de Interpretación Faro de l’Albir y, por primera vez, para el CIPM Los Carrascos, convirtiéndose de este modo en referente de gestión medioambiental.

L’Alfàs del Pi es el único municipio de la comarca de la Marina Baixa reconocido por la Fundación Europea de Educación Ambiental con los tres distintivos que son símbolo de calidad, buena gestión y excelencia: Bandera Azul, Sendero Azul y Centro Azul. Se trata de tres certificados de calidad que posicionan a l’Alfàs del Pi entre los destinos turísticos de España más respetuosos con el medio ambiente, su conservación y su difusión.

“Y queremos seguir trabajando en esta línea para garantizar el desarrollo sostenible de la actividad turística y apostar por el turismo de naturaleza como polo de atracción para turistas que buscan experiencias”, ha añadido.

El modelo turístico implantado en l’Alfàs se ha basado tradicionalmente en el sol y playa, con un perfil de usuarios de familias jóvenes y de mediana edad y de personas jubiladas procedentes del norte de Europa. A estos visitantes eventuales se ha de sumar una proporción importante de residentes extranjeros, en su mayoría de procedencia inglesa y noruega, que tienen su vivienda estable en l’Alfàs.

En los últimos años, desde el equipo de Gobierno se ha estado trabajando el posicionamiento de los productos culturales y medioambientales como elemento de diferenciación respecto a otros destinos turísticos, con la regeneración de espacios como el Faro de l’Albir o la Villa Romana, ejemplo de bienes patrimoniales convertidos en recursos turísticos, y “con campañas como Winter Sun, dirigida a captar visitantes de tercera edad procedentes del norte de Europa durante los meses de invierno, o We Love Sundays Albir, que han permitido posicionar l’Albir como destino turístico familiar de fin de semana”, ha explicado la concejala de Participación Ciudadana y Transparencia, Rocío Guijarro.

El encuentro de hoy se enmarca en la campaña que ha iniciado la nueva concejalía de Participación Ciudadana y Transparencia con los diferentes colectivos del municipio para “acercar la administración a la ciudadanía, garantizar la transparencia en la actividad pública y facilitar la comunicación con los responsables políticos estableciendo canales que permitan una interacción fluida”, ha apostillado la edil.