La celebración del Día Internacional de l’Alfàs del Pi ha movilizado a más de 3.000 personas, este domingo, en la explanada de la Casa de Cultura y calles adyacentes, reconvertida la ciudad en un inmenso escenario. Un hormiguero humano, pletórico por el colorido y la personalidad arrolladora, desplegada por los colectivos y las asociaciones de diferentes países, que han mostrado retazos de su cultura e historia en un magnífico marco. El mejor de todos los marcos, ha señalado el alcade de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, acompañado un año más por su homólogo en la población francesa de Lescar, Christian Laine, recordamos municipio hermano de l’Alfàs, además de la embajadora de Moldavia, Violeta Agrichi, el diputado provincial de residentes, Juan de Dios Navarro y varios Cónsules.

Y es que l’Alfàs del Pi fue la primera localidad de la Provincia de Alicante, y de la Marina Baixa, con este son 12 años ya, en organizar un Día Internacional para dar visibilidad a la mitad de sus residentes empadronados, procedentes de casi cien nacionalidades diferentes. ‘Algo que nos diferencia e identifica como un municipio integrador, solidario y ejemplo de convivencia, según han resaltado algunos pensadores y estudiosos, como el sociólogo y mediador internacional de conflictos, el noruego Johan Galtung, residente precisamente en l’Alfàs’, según ha destacado Arques, que ha querido agradecer el magnífico trabajo realizado por colectivos y asociaciones.