La Casa de Cultura ha acogido esta noche el acto de presentación de proyectos incluidos en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) ‘L’Alfàs del Pi Territorio Saludable’, que supondrá una inversión de 10 millones de euros, 5 de ellos procedentes de la Unión Europea. La salud es su eje vertebrador, un proyecto estructurado en tres grandes líneas de acción: ciudad inteligente, sostenible e integradora.

 

El alcalde, Vicente Arques, y las concejalas de Comercio y Desarrollo Local, Dolores Albero, de Hacienda, Cultura y Patrimonio, Mayte García, y de Residentes de Otras Nacionalidades, Martine Mertens, han ido desgranando las distintas actuaciones que se van a desarrollar en el municipio con fondos procedentes de Europa y que van destinadas a convertir a l’Alfàs del Pi en un modelo de ciudad inteligente y en referente como destino saludable.

El Plan EDUSI de l’Alfàs del Pi establece el futuro desarrollo del municipio hasta 2023 y será cofinanciado con Fondos Europeos. “Lo que estamos definiendo hoy aquí es el modelo de ciudad que queremos. Estamos ante un reto”, ha declarado Vicente Arques ante las más de 300 personas que han llenado el auditorio. “Estoy seguro de que vamos a conseguir situar a nuestro municipio en la vanguardia de la calidad de vida, como territorio saludable”, ha añadido.

En concreto, bajo el eje de ciudad inteligente, se han presentado una serie de proyectos destinados a aprovechar las tecnologías de la información y el análisis de datos para hacer un uso eficiente de los servicios públicos y lanzar nuevos bienes y servicios de alto valor añadido.

Destaca la creación de la plataforma SMART-Saludable para la monitorización inteligente del ecosistema de salud y bienestar, el lanzamiento de Rutas e-Salud con el empleo de pulseras tecnológicas para promover el envejecimiento activo de la población y el desarrollo de apps que permitan mejorar tanto la gestión de los aparcamientos públicos como la prestación de servicios a través de la sede electrónica municipal. Así mismo, también se contempla el uso de las TICS para el archivo, clasificación y divulgación del patrimonio cultural e inmaterial del municipio.

Bajo el eje de ciudad sostenible se engloban las actuaciones dirigidas a preservar el patrimonio natural y a potenciar la conexión entre los dos núcleos urbanos más importantes del municipio: centro administrativo de l’Alfàs y núcleo turístico de l’Albir. Para ello, se propone la mejora la red viaria y peatonal, se fomenta la ciclomovilidad con la ejecución de ciclovías y se impulsan los corredores verdes.

Así las cosas, la EDUSI contempla, por ejemplo, la construcción de dos rotondas en el camí de la Mar, en las intersecciones con la avenida Constitución y la urbanización Tossalet, y la mejora de este vial con la construcción de acera y ciclovía para favorecer la movilidad de peatones y ciclistas. También se prevé la reurbanización del entorno del apeadero del TRAM y la ejecución de una rotonda en la intersección entre la N-332 y la avenida del Albir.

En la zona de l’Albir, se verá mejorada la circulación de vehículos con el nuevo acceso Sur, que conectará la rotonda de acceso a l’Alfàs con el camí Vell de Altea, y también la movilidad de peatones y ciclistas con la ejecución de aceras y ciclovías.

En este eje dedicado a la sostenibilidad también se apuesta por la promoción de la eficiencia energética a través de proyectos como la renovación del alumbrado público con tecnología LED, la incorporación de energías renovables en los edificios públicos o la domotización de los sistemas de alumbrado y climatización en las dependencias municipales.

Por último, bajo el eje de ciudad integradora se incluyen proyectos dirigidos, de un lado, a la eliminación de barreras y a favorecer la accesibilidad, tanto urbana como en el domicilio y, de otro, a la regeneración física económica y social de áreas urbanas desfavorecidas.

En concreto, la EDUSI de l’Alfàs plantea la reurbanización del polígono industrial del casco urbano con el propósito de atraer nuevas inversiones y la creación de un vivero de empresas. También la integración paisajística del entorno del cementerio municipal y del Parque El Pla, la reurbanización de la segunda fase de la avenida del País Valencià, incorporando una rotonda en la avenida Constitución, o la mejora del barrio Lescar y de la plaza La Creueta. Así mismo, se contempla la rehabilitación y accesibilidad de edificaciones a través de la convocatoria de ayudas públicas cofinanciadas.

El alcalde ha señalado que el camino hasta alcanzar la consecución de estos fondos europeos “ha sido largo y duro, pero el reto bien lo valía”. Una apuesta por la calidad de vida que se remonta a los años 80 y que se ha intensificado en los últimos años con las adhesiones a la Red de Ciudades por la Ciencia y la Innovación, la Red Española de Ciudades Saludables, la Red de Ciudades por la Bicicleta, la Red de Ciudades Educadoras o la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, entre otras.

Adhesiones que han ido en paralelo a la mejora de infraestructuras como la construcción del pabellón Pau Gasol, la puesta en valor de la Villa Romana, el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, el Centro de Educación Ambiental Carabineros, el Centro de Interpretación Paisajística y Medioambiental Los Carrascos, el Espai Cultural Escoles Velles, el Centro L’Alfàs + Social o el Centro Social Platja Albir. También la estación de filtrado o la renovación de las infraestructuras de saneamiento en zonas como el Cautivador, Camí Vell del Far, barrio noruego, avenida País Valencià y Plaza Jaume I.

“Pese a este gran despliegue de actividad, tenemos por delante un imponente plan inversor hasta 2023 que asciende a 24 millones de euros”, ha subrayado Arques, en el que se incluyen, además de la EDUSI, proyectos que se iniciarán en breve, como la ampliación y excavación de la Villa Romana de l’Albir, la rehabilitación del Molí de Mànec o la construcción de una pasarela elevada sobre la N-332, financiados a través del Programa Operativo FEDER de la Generalitat Valenciana.