Las Fiestas del Jubileo y del Santísimo Cristo del Buen Acierto han finalizado con balance positivo. “Todos los actos organizados han transcurrido con total normalidad y no se ha producido ningún altercado”, ha destacado el concejal de Fiestas, Óscar Pérez, quien ha querido agradecer a todos los colectivos implicados su colaboración, especialmente a la Associació de Penyes Santíssim Crist del Bon Encert, a los cuerpos y fuerzas de seguridad y a los departamentos de limpieza viaria y servicios técnicos. “También a todas y cada una de las peñas que, con su implicación, han conseguido sacar la fiesta a la calle y crear un gran ambiente en el municipio”, ha añadido.

Durante el fin de semana se han vivido intensamente los actos religiosos de las fiestas, con el Día del Santisimo Sacramento y el Día del Santísimo Cristo del Buen Acierto. Las Fiestas de l’Alfàs destacan, desde el punto de vista religioso, porque todos los años se puede ganar el Jubileo. Fue en 1857 cuando el Papa Pío Nono concedió al pueblo de l’Alfàs del Pi la indulgencia plenaria.

El sábado, tanto la misa como la procesión del Santísimo Sacramento contaron con gran participación. Al finalizar la procesión, se procedió a bajar la imagen del Cristo del Buen Acierto de su camarín.