Finaliza el programa municipal de mediación escolar con la entrega de diplomas al alumnado participante. Este año se ha formado a 41 niñas y niños de 5º y 6º de Primaria de los colegios Racó de l’Albir, Veles e Vents y Santíssim Crist del Bon Encert. Se trata de una iniciativa que impulsa la concejalía de Cooperación y Voluntariado del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con los centros educativos y las AMPAS, con el fin de mejorar el clima en el aula y facilitar la convivencia.

Este año, la clausura del programa de mediación escolar ha coincidido con la celebración del Día de la Convivencia en Paz. Desde la concejalía de Cooperación y Voluntariado se ha organizado un encuentro en el que se ha reunido al alumnado de los tres colegios que se ha formado en gestión de conflictos y en mediación. El evento se ha realizado en el CEIP Racó de l’Albir y ha contado con la asistencia de las concejalas de Cooperación y Voluntariado, Isabel Muñoz, y de Educación, Dolores Albero, y de la mediadora escolar y comuniaria encargada de la formación, Raquel Guerrero, de la Plataforma Alicantina de Personas Mediadoras (PAPM).

“Hemos organizado un encuentro de convivencia divertido y diferente, reuniendo al alumnado de los tres centros para que se conozcan y puedan compartir experiencias”, ha destacado la concejala de Cooperación y Voluntariado, Isabel Muñoz.

La jornada ha contado con actividades relacionadas con la mediación y, además, se ha entregado al alumnado un diploma de participación y reconocimiento del trabajo realizado en el curso de mediación y de la labor que llevan a cabo en sus centros a través de la ‘Patrulla Convivencia’.

El programa municipal de mediación escolar permite mejora la convivencia en el aula. Según Isabel Muñoz, el éxito del programa mediación radica, de un lado, en la implicación de toda la comunidad escolar -familias, AMPAS, profesorado y equipos directivos- y, especialmente, de las niñas y niños que, de forma voluntaria, dedican parte de su tiempo libre a formarse como mediadores y aprender una forma alternativa de gestionar los conflictos.

Las funciones del alumnado mediador implican una serie de conocimientos y habilidades para gestionar de forma adecuada los conflictos. Se trabajan las emociones y se abordan aspectos como la empatía o la comunicación asertiva. Se trabaja siempre con la premisa de que la persona mediadora ha de ser imparcial. No juzga ni aconseja. Se trata de ayudar a las personas en conflicto a mantener un diálogo donde la escucha y el entendimiento serán básicos para la consecución de acuerdos.

El proyecto se inició hace más de una década en el IES L’Arabí y, dados los buenos resultados alcanzados, se hizo extensivo en 2015 al alumnado de 5º y 6º de Primaria de los tres colegios públicos de Primaria y en 2019, a los escolares de Infantil 5 años.

“Desde su implantación en los colegios se ha formado en mediación a más de 300 niñas y niños de 5º y 6º de Primaria”, ha subrayado la concejala.

Con el alumnado de Infantil 5 años lo que se hace es trabajar habilidades relacionadas con las emociones, la empatía, la comunicación positiva y la gestión de conflictos, para que puedan llegar a solucionarlos por sí mismos. Son aspectos que se abordan a través de cuentos, canciones y otras dinámicas para favorecer la colaboración, el autoconocimiento, el respeto a los demás y las relaciones afectivas sanas.

Se trata, en definitiva, de un programa en el que se ha implicado toda la comunidad educativa de l’Alfas y que se enmarca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, adoptados por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030. En concreto, este proyecto cumple con el Objetivo 16 sobre la promoción de sociedades pacíficas e inclusivas.

Ultima modificación 6 meses