El director Jaime Chávarri, el actor Gabino Diego y la productora Marisol Carnicero han participado en una charla coloquio organizada por el Festival de Cine de l’Alfàs del Pi sobre el actor, guionista y director de cine, de teatro y de televisión español, Fernando Fernán Gómez, que el próximo 28 de agosto cumpliría cien años.

Charla coloquio posterior a la proyección de: ‘Las Bicicletas son para el verano’, en el Cine Roma, dirigida por Chávarri, basada en la obra de teatro homónima escrita por Fernán Gómez.

Jaime Chávarri es el director de ‘Las bicicletas son para el verano’ (1984), una de las producciones españolas más importantes de la época, adaptación de la obra de teatro de Fernando Fernán Gómez, donde se retrata a una familia madrileña cuya existencia se ve alterada por el estallido de la guerra civil, basada en el extraordinario texto original de Fernán Gómez y que anoche se presentó en el Cine Roma. “Todavía hay mucho por descubrir de Fernando Fernán Gómez, desde películas que pasaron desapercibidas en su momento hasta trabajos literarios, entrevistas, documentales…” es la opinión de Chávarri como voz autorizada del mundo del cine y de las artes.

Al principio a Fernán Gómez le horrorizó la adaptación al cine de Chávarri “el guión le pareció un disparate. Estuvo mucho tiempo odiando la película hasta que coincidimos en un avión, en un viaje a Nueva York, y entonces relata el director de cine, Fernán Gómez le explicó que la odiaba porque “entre Matas y yo habíamos quitado a la película todo lo que tenía de anarquismo, le dije que no era cierto, que la escena de Emilio, la principal, estaba íntegra y tal como era la obra, y lo que se había quitado era por duración. Se quedó convencido, y empezó a hablar maravillas, y además, es una de las película que más dinero ha dado en el cine español”. «Fernando era encantador, y como todo el mundo serio, tenía una frivolidad aparente total, al igual que Berlanga…y al igual que tú” añade Marisol Carnicero.

La productora Marisol Carnicero destacaría de Fernando Fernán Gómez “absolutamente todo porque era completísimo, como autor, como director de cine, como director de teatro, como persona, como escritor…una persona íntegra”.

Marisol Carnicero es la primera mujer en España en ejercer la responsabilidad de dirección de producción, con la película “Vámonos, Bárbara” en 1977. Impulsora y socia fundadora de la Academia de Cine, cuenta con un Premio Goya a la mejor dirección de producción en 1988 con la película ‘Cara de Acelga’, protagonizada por Fernán Gómez, con quien tan solo ha trabajado en su faceta de actor, y no puede guardar mejor recuerdo. Luego la recomendación en su centenario: volver a ver sus películas, leer sus libros que se han vuelto a editar en un volumen con las obras completas, «y ahora hace poco se ha editado la primera novela que escribió, que se llama ‘Un vendedor de naranjas’ apostilla Marisol.

El actor Gabino Diego saltó a la fama tras recibir el premio Goya por la película ¡Ay carmela! Pero su primer papel se lo encomendó Chávarri en ‘Las bicicletas son para el verano’. El actor ha venido ex profeso a participar en el homenaje de l’Alfàs a Fernán Gómez, ya que en estos momentos está de gira con la obra de teatro ‘Los Mojigatos’, junto a Carmen Barrantes bajo la dirección de Magüi Mira

Fernando Fernán Gómez, hijo de actores, además de actor, guionista y director de cine, de teatro y de televisión, fue un novelista dramaturgo y miembro de la Real Academia Española. Polifacético, querido y respetado por los profesionales e industria, y por varias generaciones de espectadores, encontró la popularidad como actor casi al principio de su carrera cinematográfica con el clásico de la comedia negra Domingo de Carnaval. A su prolífica y brillante trayectoria como cineasta, hay que destacar ‘El viaje a ninguna parte’, obra que se llevó el Goya a la Mejor película y al Mejor director.

En la década de los sesenta su filmografía como actor y director se llenó de comedias de todo tipo, pero incluso en esa época de trabajos eminentemente comerciales, hay excepciones como sus trabajos de dirección en El mundo sigue (1963), un durísimo drama naturalista, inspirado en la novela homónima de Juan Antonio Zunzunegui, donde se enfrentan dos hermanas de concepciones vitales opuestas en plena sociedad de posguerra española, su primer éxito como director, y en El extraño viaje (1964), en el que retrata el clima cicatero y opresivo de la sociedad española de la época, que permanece como una de las cumbres del cine español de todos los tiempos. Ambas producciones tuvieron encontronazos con la censura.

En agosto se cumplirá su centenario, y el festival de Cine de l’Alfàs le ha querido rendir un sencillo homenaje a Fernando Fernán Gómez.