El flamante nuevo Centro de Formación Ocupacional acogió en la tarde de ayer una nueva edición del curso de formación en el uso del desfibrilador externo semiautomático (DESA), al que en esta ocasión acudieron un total de 21 alumnos procedentes, todos ellos, de las distintas escuelas y clubes deportivos alfasinos en los que desarrollan su labor como monitores.

Se trata, según destacó la edil de relaciones con los colectivos, Marisa Cortés, de “capacitar y adiestrar a estos profesionales, que desarrollan su actividad en un área cardioprotegida como es nuestro polideportivo municipal, en el uso de estos aparatos y enseñarles técnicas de primeros auxilios y de reanimación cardiopulmonar”. Este curso de formación les permite obtener la titulación requerida para poder hacer uso de un DESA, ya que los diplomas son expedidos y homologados por la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud.

El curso, de 12 horas de duración, consta de varios módulos formativos que abordan desde la anatomía y la fisiología cardiopulmonar a emergencias médicas, ventilación, compresiones torácicas, reanimación cardiopulmonar básica y simulaciones prácticas integradas con diferentes escenarios posibles.

Cabe recordar que son varios los edificios públicos que cuentan con estos dispositivos semiautomáticos de reanimación (DESA), entre ellos la Casa de Cultura, el polideportivo, el pabellón Pau Gasol o los campos de fútbol de l’Albir. Se trata, según apuntó la edil Marisa Cortés, de “contar con los medios materiales necesarios para salvar vidas en caso de emergencia y, sobre todo, con personal formado en técnicas de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar que permitan un uso adecuado de los desfibriladores semiautomáticos”.

Ultima modificación 11 meses