Cada tarde, a las ocho en punto, médicos, auxiliares y sanitarios del Centro de Salud de l’Alfàs del Pi reciben a agentes de la Policía Local, miembros de Protección Civil y a operarios del servicio de limpieza para fundirse en aplausos de ánimo. Aplausos que llegan también desde los balcones y terrazas de todo el término municipal, en señal de agradecimiento a todos los profesionales que combaten en primera línea contra el COVID-19.

Una oleada de aplausos que, cada tarde a las 20 horas, sale de los hogares de  los alfasinos y alfasinas, un fenómeno espontáneo que se repite a lo largo y ancho de la geografía española.

Estos aplausos de agradecimiento se hacen extensivos a profesionales de otros muchos servicios esenciales, como transporte, alimentación o farmacias, en estos momentos de confinamiento, en que todos y cada uno de nosotros debemos permanecer en nuestras casas, en un ejercicio de responsabilidad y civismo para frenar la propagación del coronavirus.

El alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, ha querido “agradecer la respuesta de toda la población”, por permanecer en sus casas, algo fundamental para acabar con el coronavirus, y también ha tenido palabras de agradecimiento para todos los que combaten en primera persona el COVID-19, desde médicos y personal sanitario a cuerpos y fuerzas de seguridad, personal de  limpieza, farmacias, trabajadores del sector de la alimentación y también «para todas aquellas personas voluntarias que están colaborando en mejorar la situación de los que están en primera línea».