El PGOU de L’Alfàs del Pi databa de 1987, y marcaba un modelo de crecimiento urbanístico desarrollista típico de la época y con poca referencia a los valores medioambientales, estableciendo grandes superficies de suelo urbanizable sin tener en cuenta consideraciones medioambientales y paisajísticas, criterios totalmente opuestos al documento que ahora se presenta cuya nota definitoria es la sostenibilidad ambiental:

Se incrementa la superficie del suelo no urbanizable hasta el 56% con el objetivo de proteger el mayor número de áreas verdes posibles, dejando las áreas de mayor valor ambiental al margen del proceso urbanizador.

Se propone una ocupación del territorio racional y sostenible, respetuosa con el medio ambiente. Mejora la calidad urbana, la eficiencia económica y la prestación de servicios al conjunto de la población.

Se recoge el suelo urbano ya consolidado y se limita su expansión a través de una importante reducción del suelo urbanizable que en cifras totales representa tan sólo el 12%.

Se incrementan las superficies de parques públicos y zonas verdes más allá incluso de las directrices marcadas por la ley y se consolida una infraestructura verde que permita conservar y poner en valor los activos medioambientales, paisajísticos y culturales del municipio, fomentado un turismo de excelencia

Se apuesta por la puesta en valor del patrimonio cultural y ambiental del municipio y se potencia el papel de la costa y del parque natural de Serra Gelada.

Cronología del proceso de revisión

 

  • 2003: El Ayuntamiento aprueba por unanimidad de todos los grupos revisar el PGOU

  • 2005: el entonces equipo de gobierno del PP acuerda contratar los servicios del equipo redactor y llega a elaborar el entonces denominado concierto previo.

  • 2006: El gobierno municipal del PP paraliza el proceso de revisión del PGOU hasta la celebración de las elecciones de 2007.

  • Finales de 2007: Tras las elecciones y bajo el nuevo gobierno socialista se retoman los trabajos de revisión del PGOU de L’Alfàs del Pi

  • 2008: se redacta la primera versión preliminar, que ahora según la normativa autonómica se denominaba documento consultivo, y se remite a la Consellería. Mientras tanto se prosigue con los trabajos complementarios de revisión celebrando reuniones de trabajo de forma periódica con el equipo redactor y los portavoces de todos los grupos políticos, en las que los portavoces de los mismos reciben puntual información de cada unos de los avances que se van produciendo y de las comunicaciones mantenidas con la Consellería y formulan las sugerencias y dudas que les surgen.

  • 2010: Consellería remite el documento de referencia, en el que se transmiten una serie de directrices para incorporar al documento final que se elabore y se inicia el trámite de evaluación ambiental.

  • 2011/2012: se adecuan los trabajos realizados a las exigencias de la Consellería y se llevan a cabo las actuaciones enmarcadas en la fase de participación pública de este proceso de revisión.

  • 2013: se presenta el documento listo para exponerlo al público y abrir el procedimiento de alegaciones.

La transparencia y la participación han sido las notas dominantes de todo este proceso:

 

  • De 2008 a 2013 se han mantenido decenas de reuniones con los portavoces de los diferentes grupos políticos que han tenido representación en estas dos últimas legislaturas y el equipo redactor, en las que han tenido acceso a toda la información relativa a los trabajos de redacción que se estaban llevando a cabo.

  • Desde 2008/2009, en el marco de la Agenda 21, se han celebrado numerosos encuentros abiertos a toda la ciudadanía en los que los vecinos de L’ Alfàs del Pi han podido manifestar sus inquietudes y sugerencias respecto al modelo de desarrollo urbanístico del municipio.

  • Se han mantenido encuentros con los sectores más representativos del municipio como el empresarial o los clubes de extranjeros de diferentes nacionalidades para explicar el proceso revisión del PGOU y recabar sus sugerencias y opiniones como colectivos.

  • Dentro del plan de participación pública del propio proceso de revisión del PGOU, se han celebrado varios encuentros en los que se ha trasladado a la ciudadanía el marco en el que se está llevando a cabo la revisión y las directrices principales de la misma.

En esta última fase, tras someter su aprobación al pleno del consistorio, en breve se pasará a exponer al público el documento presentado durante un plazo superior al mínimo que marca la ley con el fin de que todos los vecinos puedan tener tiempo suficiente de consultar todos los documentos que deseen y puedan realizar las alegaciones que consideren, para una vez resultas las mismas remitirlo a la Consellería para su posterior aprobación definitiva.

es