El pleno del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha aprobado esta mañana solicitar, al Ministerio de Fomento, la cesión de la travesía perteneciente a la Red de carreteras del Estado, la N-332, denominada ‘Avenida de Europa’. Un tramo de 2,53 kilómetros “ que consideramos ha adquirido con creces la condición de vía urbana, y la transferencia de su titularidad otorga plena autonomía al Ayuntamiento para la gestión de usos y actividades”, ha manifestado el concejal de Urbanismo y portavoz del Equipo de Gobierno, Toni Such, al término de la sesión.

Una travesía de la carretera nacional que limita con los municipios de Benidorm y Altea, que en lo que afecta a l’Alfàs se encuentra en ambos márgenes parcialmente consolidada de edificaciones, instalaciones al aire libre y naves de carácter terciario comercial. En los suelos vacantes y próximos al término municipal de Benidorm, está previsto el desarrollo urbanístico a corto medio plazo de dos planes parciales, actuaciones éstas incorporadas en el documento de revisión del Plan General de Ordenación Urbana. En definitiva, explica Toni Such, el tramo en cuestión “atraviesa suelo urbano y urbanizable totalmente consolidado de edificaciones e instalaciones, y en los intervalos de carretera con suelo vacante, el Ayuntamiento tiene previsto a medio plazo el desarrollo de diversos polígonos terciario comerciales”.

Desde que finalizaron en abril de 2015 las obras de la rotonda y desdoblamiento de la N-332, en una longitud de 0,6 km, realizadas por el Ayuntamiento, “ninguna actuación ni inversión en obra pública ha sido acometida por el Ministerio de Fomento, como titular de la carretera” argumenta Such. Desde su gratuidad la Autopista A-7 se ha configurado como una alternativa viaria a la N-332 “por lo que la travesía cuya titularidad solicitamos soporta en la actualidad un flujo circulatorio mayoritariamente urbano”. Razones suficientes, apostilla el concejal de Urbanismo, para solicitar al Ministerio de Fomento la cesión de la travesía urbana de 2.53 kilómetros, “por ser conveniente para el interés público local, evitándose duplicidades de gestión, y agilizándose en el futuro procedimientos, autorizaciones y licencias, tanto de iniciativas públicas como privadas, mediante la conversión de un viario supramunicipal en municipal”.

Misma sesión plenaria donde se ha aprobado solicitar a la Diputación de Alicante la cesión del tramo de la carretera CV-753, denominada ‘El Racó de l’Oix- N332 per l’Albir’, con origen en Benidorm y final en la N332, y que conecta el núcleo urbano de l’Albir, con la intención de llevar a buen término diferentes proyectos en tramitación para la mejora de la accesibilidad, movilidad y seguridad en el término municipal, según información facilitada por el concejal de Urbanismo y Movilidad, Toni Such.

Se trata de un tramo de 2,04 km de la carretera “conocida en nuestro callejero como Camí Vell d’Altea y Avenida de l’Albir”, que afecta al desarrollo de tres actuaciones urbanísticas actualmente en proceso de tramitación, por lo que la transmisión de la titularidad al Ayuntamiento facilitará, en el futuro, los trámites administrativos, “evitando duplicidades burocráticas innecesarias”.

es