La niña Alba Reche Arroyo ha sido la encargada del recitar este año la embajada en honor al Santísimo Cristo del Buen Acierto, un texto de Gregorio Llorca Barceló, que data de mediados del siglo XX y que narra la llegada de la imagen al municipio, según consta en la tradición popular. Una imagen a la que los alfasinos profesan gran fe y devoción. Se trata de uno de los actos más entrañables y emotivos de las fiestas, que tiene lugar en la plaza Mayor, tras finalizar la procesión del Santísimo Cristo del Buen Acierto, minutos antes de que la imagen vuelva a entrar en la iglesia.

<