El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi continúa con la campaña municipal de poda y limpieza, centrándose los últimos días en la puesta a punto de barrancos para minimizar el riesgo de inundaciones ante episodios de lluvias. Trabajos que realizan operarios del área municipal de Servicios Técnicos, en coordinación con SAV, la concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos.

La concejalía de Servicios Técnicos coordina estos trabajos de desbroce, poda y limpieza que se están llevando a cabo en distintos puntos del término municipal. En esta ocasión, se ha actuado en cauces y barrancos con el objetivo de minimizar al máximo el riesgo de inundaciones en caso de sufrir fuertes precipitaciones.

Este dispositivo de limpieza de barrancos se inicia cada año con la llegada del otoño y permanece en activo hasta finales de primavera, actuando según las necesidades en la limpieza de barrancos, vías públicas, parcelas e imbornales con el fin de facilitar la canalización de todas las aguas pluviales.

En definitiva, un plan de limpieza preventivo, cuyo objetivo fundamental es evitar riesgos, minimizar daños y garantizar la seguridad ciudadana. Para ello cuentan con la colaboración de operarios de SAV, la concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos.

Este operativo también se centra en la poda y desbroce, trabajos dirigidos a sanear los árboles, reduciendo el volumen y altura de las copas en aquellos ejemplares que presentan estructuras descompensadas, voluminosas o ramas quebradizas. Se acortan ramas con excesivo peso o longitud que represen un riesgo de rotura, evitando así posibles desprendimientos. Todas estas actuaciones se ejecutan respetando la biología del árbol y adaptando el tipo de poda a la forma, estructura y características de cada especie.

Los restos de poda se llevan a una planta de residuos vegetales para que puedan convertirse en compost y ser reutilizados como abono natural y cubierta protectora en parques y jardines.

Ultima modificación 7 meses